Otro dato importante es que una vez el niño entre en contacto con la cápsula debe ser cambiado de ropa y bañado con agua y jabón inmediatamente.
Imagen Gracias a PRIMERAHORA.COM / http://www.primerahora.com/

Niños boricuas se están intoxicando con “pods” de lavar ropa

El pasado año el Centro de Envenenamiento recibió 6,291 llamadas de exposición, de éstas 518 correspondían a intoxicaciones con detergentes, en su mayoría menores.

Lo advirtieron y sucedió. Puerto Rico se une a las jurisdicciones en las que muchos niños se han intoxicado accidentalmente con las famosas cápsulas de detergente líquido para lavar ropa.

Así lo informó a Primera Hora la enfermera educadora del Centro de Evenenamiento de la Isla, Elba I. Hernández, al destacar que durante el 2014 la agencia atendió la llamada de auxilio en la que 79 niños -entre 0 meses y 6 años de edad- se intoxicaron con este tipo de producto que, entre sus complicaciones más serias podría ocasionar un coma o la muerte en los chiquitines. De la cifra registrada en el País, nueve de los casos se trataron de bebitos de meses de nacido.

Según la experta, desde el 2013 se han ido atendiendo en el Centro casos de intoxicación con las cápsulas, particularmente por infantes y niños en edades preescolares que muchas veces confunden el producto con un juguete o dulce.
"Los colores de estos paquetitos son atractivos para los niños y muchos se los llevan a la boca pensando que son caramelos. Otros los aprietan pensando que son bolitas de juguete y luego se pasan la mano por los ojos y diversas partes del cuerpo, provocando la exposición", destacó Hernández.

La educadora manifestó que la mayoría de los pacientes presentaron síntomas como irritación en la piel, obstrucción y dificultad en vías respiratorias, náuseas, vómitos, diarrea y letargia, entre otros.

"Lo peligroso de este producto es que la mayoría están compuestos de químicos -entre ellos suavizador y blanqueador- altamente tóxicos que incluyen componentes aniónicos y catiónicos, los cuales son alkalinos y sumamente irritantes", explicó.

Aunque en Puerto Rico no se han registrado fatalidades relacionadas a la exposición de una persona con este tipo de detergente, lo cierto es que en Estados Unidos el Centro de Envenenamiento de Tampa, Florida informó en agosto de 2013 el caso de un niño que murió horas después de haber ingerido el contenido de la bolsita del artículo de limpieza.

"Y es que en efecto, estamos hablando de químicos peligrosos que dependiendo del paciente, la cantidad ingerida o en exposición y el tiempo que haya transcurrido hasta que sus padres o tutores se percatan de la situación, pudiera llevar a un cuadro severo", indicó al exhortar a los adultos a que tan pronto se percaten de un escenario de intoxicación llamen sin costo alguno al centro de envenenamiento al 1-800-222-1222. El lugar opera 7 días a la semana, 24 horas al día.

Otro dato importante es que una vez el niño entre en contacto con la cápsula debe ser cambiado de ropa y bañado con agua y jabón inmediatamente. En muchas ocasiones el niño podría ser referido por el toxicólogo del Centro a una sala de emergencias.

Una vez llegue al hospital, dependiendo el cuadro clínico, el menor pudiera recibir tratamiento respiratorio con oxígeno, corticosteroide y se le pudiera hacer una placa de pecho para descartar cualquier posible aspiración del químico. Si existieran complicaciones gástricas, también se pudiera realizar una endoscopia y medicamentos para aliviar cualquier "quemazón al estómago y esófago".

Asimismo, Hernández recomendó que para evitar accidentes con las famosas cápsulas de limpieza, lo ideal es guardarlas en gabinetes altos y fuera del alcance de los niños. Jamás consideren los gabinetes debajo del fregadero, a menos que tengan candado.

El pasado año el Centro de Envenenamiento recibió 6,291 llamadas de exposición, de éstas 518 correspondían a intoxicaciones con detergentes, en su mayoría casos de menores de edad cuyas vidas estuvieron en peligro no sólo por el contacto con los paquetitos de lavar ropa, sino con otros productos de limpieza como el hipoclorito (cloro), amonia y los líquidos con olor que se utilizan para mapear.

Para ver el reportaje completo haz click aquí.

Fuente: PrimeraHora